sábado, 9 de octubre de 2010

LA EXTRAÑA PASAJERA (1942)


La extraña pasajera
Now, Voyager

EEUU, 1942
D: Irving Rapper.
G: Casey Robinson basado en la novela homónima de Olive Higgins Prouty.
F: Sol Polito, en blanco y negro.
M: Max Steiner.
R: Bette Davis, Paul Henreid, Claude Rains, Gladys Cooper, Bonita Granville, John Loder, Ilka Chase, Janis Wilson, Lee Patrick, Franklin Pangborn.
B/N-116 m.


Pese a ser uno de los melodramas más recordado de la década de los cuarenta, era uno de esas películas que nunca me había llamado la atención y que no tenia recuerdos de haberla visto.
La película cuenta la historia de Charlotte Vale una solterona reprimida por su estricta madre. Tras pasar un tiempo en el sanatorio que dirige el Doctor Jaquith sufre una transformación tanto física como emocional que la llevara a un lujoso crucero por Sudamérica. Allí conoce a Jerry, un hombre casado e infeliz en su matrimonio. El amor surge entre ambos, pero la separación de la pareja, es inevitable…
La extraña pasajera esta dirigida por Irving Rapper y esta protagonizada por una actriz habitual en su cine, Bette Davis que esta vez está excelentemente acompañada por Claude Rains y Paul Henreid (que venían de rodar Casablanca). Los cuatro estan prodigiosos en el film, sobretodo Bette Davis a la que hay que sumar a Gladys cooper (ambas estuvieron nominadas al Oscar) en una actuación que Cuatro años más tarde, los cuatro volvieron a coincidir en Engaño (Deception). Esta es una de esas películas que hecho de menos dentro del listado de las 1001, sobretodo por la interpretación de Rains. La película en si, es una historia de transformaciones. Todos los personajes tienen una gran transformación en el film (excepto la posesiva Sra. Vale, interpretada por Gladys Cooper) siendo la mayor de ellas la de la protagonista. En una de las escenas del film podemos asistir a parte de esta transformación. Bette Davis tras sus días de reposo en el sanatorio, ha transformado trasformando al patito feo de las cejas gruesas, gafas y vestido con trajes largos a ser una mujer totalmente nueva con cejas depiladas, sin gafas y vestida con la ultima moda. Que mejor forma de dar entrada a esa nueva mujer que baja del barco. Gracias a una larga panoramica que va desde sus nuevos zapatos a la cabeza de esta que lleva una pamela que no te deja ver su cara, unos segundos más tarde, Davis levanta la cabeza para poder ver el resultado final de la transformación.
Ahora tras su visionado, no la olvidare nunca, sobretodo a Paul Henreid encendiendo dos cigarrillos a la vez, para acto seguido pasarle uno a Bette Davis, su amante. Recordemos que estamos hablando de una película de 1942 y el código Hays, estaba en su apogeo y no se podía concebir una relación fuera del matrimonio, pero esta acción esta cargada lo suficientemente de una simbología erótica, para imprimir en el subconsciente del espectador que esa relación había ido un poco más allá.
El guión esta lleno de grandes aciertos, como la escena que contiene la gran frase del film. Tras uno de los encendidos de cigarrillos de Henreid, la protagonista quiere dejar bien claro lo imposible que es la relación entre ambos y lo hace en forma de metáfora “Oh, Jerry, no pidamos la luna. Tenemos las estrellas…” para que la camara termine alejandose de ellos para terminar en un cielo estrellado y la genial musica de Steiner. En cambio en algunos momentos al guión le falta fuerza. Muchas de estas veces es por el abuso de diálogos (muchos de ellos excesivamente largos, pretenciosos y banales) que te sacan del film y terminan restándole dramatismo.
Para finalizar destacar la hermosa y melancólica partitura de Max Steiner, que le hizo ganar el Oscar de la academia. De esa misma melodía, se extrajo la canción “It can’t be wrong”, que tan bien cantaba la propia Bette Davis en los años 70.

video

2 comentarios:

  1. Ayer tuve la oportunidad de ver esta pelicula y me ha encantado, tenia referencias sobre la escena de los cigarros y es como dices "Totalmente Sugerente" y un guiño abierto al espectador.
    De nuevo la Sra, Davis, siempre impecable,


    ResponderEliminar
  2. dónde la viste,Busco subtitulado ,audio latino y no e podido encontrarla ...

    ResponderEliminar